Revisora fiscal de Elite (Moore Stephens) halla iliquidez y falta de controles a originadores de libranzas

Elite no cuenta a la fecha con un mecanismo efectivo que le permita realizar una debida evaluación de la totalidad de los títulos siniestrados en el operador. Al 30 de junio de 2016 se presentaron reportes de libranzas siniestradas por parte del operador por $1.819 millones, las cuales presentaban antigüedades de cobro entre 40 y 104 días.

 

 

Please reload

Moore Stephens no recibe información

A la fecha de la evaluación de la Revisoría “no se obtuvo evidencia de la ejecución de conciliaciones de cuentas con los operadores. (Punto recurrente, ver informe del 23 de diciembre de 2015 y opinión del 7 de marzo de 2016).

Elite no entrega soportes

Al 30 de junio de 2016 la cuenta 130512 - libranzas disponibles para la venta, presenta un saldo por $8.981 millones pero la Revisoría no pudo obtener los soportes de las libranzas que componen ese saldo.

A cambiar los "neteos"

La Revisoría considera urgente cambiar el procedimiento de "neteos" y establecer medidas y controles que permitan que las conciliaciones con los operadores se realicen por concepto de compra, venta y recaudo detallado por libranza.

 

Please reload

Shirly Andrea Pulido Pérez concluye que la compañía podría no cumplir con obligaciones de pasivo corriente (corto plazo), registra “una afectación del flujo de caja”, desde diciembre de 2015 no hay evidencia de conciliaciones de cuentas con los operadores, revela la disminución en las ventas a partir de mayo de 2016 y que Elite registra un crecimiento del 25% en la cartera vendida pasando de $663.835 millones al 31 de diciembre de 2015 a $828.937 millones al siete de julio de 2016. Por todo recomienda la reestructuración de la organización en su “Gobierno Corporativo y Funcionamiento” y le pide, entre otras cosas, que no lleve cuentas a mano y entregue soportes.

Por Héctor Mario Rodríguez

Parece una mera anécdota pero dibuja en su verdadera dimensión mucho de lo que está sucediendo  con el negocio de libranzas: el vicepresidente Comercial de Elite International Américas S.A.S. realiza de forma manual el proceso de liquidación de sobrecomisiones, no existe política de recompra o retoma de libranzas, el recálculo de la tasa de recompra se realiza al “ojímetro” y no hay análisis de la solvencia económica de los operadores.

Tras las revelaciones hechas por Primera Página el pasado 21 de julio, la Revisoría Fiscal Moore Stephens Scai decidió rendir un informe extraordinario a los socios de la compañía (el 25 de julio) sobre hallazgos preocupantes, especialmente sobre la afectación en el flujo de caja de la sociedad, lo que podría llevar más adelante a un posible riesgo de iliquidez.

Hay asuntos que generan mucha preocupación según un informe de 14 páginas al que tuvo acceso Primera Página y que lleva la firma de la revisora Shirly Andrea Pulido Pérez:

•             Con corte a 30 de junio existía un sobregiro bancario por valor de $2.099 millones.

•             Libranzas siniestradas (por cobrar) con aumento significativo a partir del mes mayo, y un saldo a junio por valor $1.819 Millones.

•             Crecimiento de la cartera con operadores pasando de $4.231 millones a 31 de diciembre de 2015, a $9.361 millones a 30 de junio de 2016.

•             Disminución en las ventas a partir del mes de mayo de 2016.

Además de esas situaciones, las mayores advertencias tienen que ver con la informalidad y falta de información con que se maneja el negocio en el que “se saca pecho” sobre el uso de un aplicativo de software llamado “Elite” que es un mero saludo a la bandera.

En esencia hay una falta de controles total  sobre los operadores que le originan los títulos valores de las libranzas, sobre los cuales además Elite actúa como garante, no hay evidencia de las conciliaciones de cuentas con los operadores, no hay actas que soporten operaciones por $21.019 millones, no hay análisis de operadores durante lo corrido del año 2016 respecto de su solvencia  económica y no se han realizado actas de evaluación de riesgos (riesgo crediticio ni riesqos de liquidez).

Y hablando de riesgos, en Elite se ha presentado un crecimiento del 25% en la cartera vendida pasando de $663.835 millones al 31 de diciembre de 2015 a $828.937 millones al siete de julio de 2016, situación que permitió realizar posiciones de cartera altas sin la adecuada evaluación y análisis de los operadores.

A esa situación hay que sumarle la afectación del flujo de caja:

Al 30 de junio de 2016, la cuenta 13802010 - flujos por cobrar a cooperativas, presentó un saldo por cobrar por $9.361 millones así:

•             Saldos no conciliados con operadores al 31 de diciembre de 2015 por $2.571 millones.

•             Saldos por cobrar de enero a junio de 2016 por $6.790 así:

< a 30 días $ 5.401 millones.

De 31 a 60 $ 99 millones

De 61 a 90 $111 millones

De 91 a 120 $ 125 millones

> a 121 días $1.054 Millones.

La verdad es que como advierte la Revisoría, Elite no cuenta a la fecha con un mecanismo efectivo que le permita realizar una debida evaluación de la totalidad de los títulos siniestrados en el operador. Al 30 de junio de 2016 se presentaron reportes de libranzas siniestradas por parte del operador por $1.819 millones, las cuales presentaban antigüedades de cobro entre 40 y 104 días.

Sobre los saldos mencionados, a la fecha de la evaluación de la Revisoría “no se obtuvo evidencia de la ejecución de conciliaciones de cuentas con los operadores. (Punto recurrente, ver informe del 23 de diciembre de 2015 y opinión del 7 de marzo de 2016 – dice Moore Stephens).

En conclusión: se “está generando un alto riesgo de recaudo para la compañía en el total de la cartera”. No fueron suministrados s la revisora los informes de siniestralidad de la cartera ni su seguimiento y análisis para los meses de enero a junio de 2016.

Por lo que viene sucediendo, hay un grave riesgo de fraude en la compra y venta de venta de libranzas por parte de los operadores, por lo que se pide suspender las operaciones de compra venta de cartera con operadores que no concilien o con los que se identifique cualquier tipo de dificultad o riesgo.

Además la Revisoría lamenta carencia de control en el manejo de la información, que siendo inadecuada, puede “generar registros, cálculos y liquidaciones inexactos”. Y hay un ejemplo que pone de relieve ese hecho: Al 30 de junio de 2016 la cuenta 130512 - libranzas disponibles para la venta, presenta un saldo por $8.981 millones pero la Revisoría no pudo obtener los soportes de las libranzas que componen ese saldo.

Pero hay otro botón para la muestra: al 30 de junio de 2016 se presentaron cruces de cuentas de operaciones de compra, venta y recaudo con los operadores por $69.636 millones, de los cuales no se han presentado las actas que soporten operaciones por $21.019 millones.

Y como no existe certeza sobre la operación individual de las libranzas,  para superar los riesgos  de inexactitud en las conciliaciones de libranzas con los operadores, Fiscal Moore Stephens Scai considera urgente cambiar el procedimiento de "neteos" y establecer medidas y controles que permitan que las conciliaciones con los operadores se realicen por concepto de compra, venta y recaudo detallado por libranza.

LÍOS POR TODO LADO

Uno de los hechos bien llamativos para la revisora es el que abre el riesgo de fraude o error en la de las comisiones que genera el que se lleve de forma manual las liquidaciones por el vicepresidente Comercial; además de que no se han establecido mecanismos de control para la aprobación y revisión de los cálculos de esas comisiones.

Otro hecho patético es que la compañía cuenta con el “aplicativo Elite”, un programa para realizar el recálculo de la recompra de libranzas; “sin embargo, este aplicativo tiene para ingresar un valor de cuota fijo el cual oscila en una tasa de $16.000 a $29.000 pesos la cual es elegida manualmente a criterio por el asistente de Gerencia Regional, sin la debida evaluación y verificación por parte de un supervisor donde se garantiza que la tasa elegida es la correcta”.

Para completar el  asistente de Gerencia Regional posee la libertad de realizar la negociación de recompra de acuerdo a los parámetros ingresados al sistema; sin embargo, no hay un nivel de supervisión sobre las negociaciones efectuadas, así como su posterior aprobación de la compra.

Todo ocurre porque la sociedad no cuenta con una política de recompra o retoma de libranzas, la cual esté debidamente documentada donde se especifiquen las autorizaciones y aprobaciones de montos y procedimientos, los cuales deberían ser discutidos y consensuados mediante comités de riesgos.

Por ejemplo, se dan instrucciones verbales sin respaldo: se establecieron topes de recompra mensuales los cuales no han sido aprobados en Junta Directiva. Actualmente hay una instrucción de recomprar dos mil millones de pesos (lo que repercute en un afectación de la liquidez de la compañía a corto y mediano plazo por topes de recompra establecidos sin un debido procedimiento).

Al realizar la verificación de los procesos realizados por el área de riesgos se observó lo siguiente:

•             No se cuenta con documentación actualizada de los operadores.

•             No se evidencia un plan de trabajo anualizado e informes emitidos durante el semestre.

•             No se evidenció análisis de operadores durante lo corrido del año 2016 respecto a solvencia económica.

•             No se han realizado actas de evaluación de riesgos.

•             No se evidencian análisis de riesgo crediticio ni riesgos de liquidez de los operadores.

•             A la fecha no se han presentado los informes trimestrales de visitas a operadores para el cotejo de las libranzas y su comportamiento de pago.     

MEDIDAS URGENTES QUE PIDE REVISORA

Reestructuración de la Organización en su Gobierno Corporativo y Funcionamiento.

El negocio de la compañía a nivel de mercado está sufriendo unos cuestionamientos estructurales y una necesidad de responder en forma inmediata y adecuada, adicionalmente, su crecimiento ha sido importante en el semestre y en el último año; por lo que se requiere una reestructuración del Gobierno Corporativo y la compañía.

•             Creación de un Comité de Auditoría que por lo menos tenga uno o dos miembros independientes de la organización.

•             Crear el área de Auditoría Interna, cuyas funciones abarquen hacer las auditorías a los operadores.

•             Redefinir las funciones y plan de trabajo del oficial cumplimiento.

Al 30 de junio existen cuentas por pagar por métodos de cuentas en participación por $ 2.164 millones de los cuales no se debe efectuar pagos hasta el momento en que se recupere el flujo caja proyectado.

 

Accionistas de Élite Internacional Américas S.A.S.:

Francisco Javier Ordiozola Juan 31,19%

José Alejandro Navas Vengoechea           29,19%

Marino Constantino Salgado Carvajal      26,62%

José Felipe Salgado Álvarez          5,00%

Luis Guillermo Rodríguez Gutiérrez           2,00%

Jorge Enrique Navas Vengoechea             2,00%

Claudia Esther Rojas M.                2,00%

Carlos Alberto Celis Santiago                     0,40%

Ana Victoria Ibagüen Quijano      0,40%

Nydia Lancheros Pérez   0,40%

Gabriel Arturo Suárez Agudelo    0,40%

Gertud Otto González     0,40%

Publicado 29/07/2016