“Dama de hierro” declara la guerra al dueño de Millonarios, Joseph Marie Oughourlian, en Eco Oro

Courtenay Wolfe cuenta con más de 20 años de experiencia en las áreas de capital de riesgo y capital privado en una amplia gama de sectores, y se especializa en estrategia corporativa, reestructuraciones, negociaciones estratégicas, marketing y desarrollo de negocios.

Please reload

Courtenay Wolfe, directora Canopy Capital Inc., una compañía de capital de riesgo, se volvió famosa después de que lideró la recuperación, tras una serie de exitosas demandas, de US$350 millones de activos (100%) de clientes atrapados en la bancarrota de Lehman Brothers en 2008. Ahora lidera la rebelión de los accionistas minoritarios que piden la renuncia de la Junta Directiva de la minera canadiense dueña del polémico proyecto Angostura en el Páramo de Santurbán. Eco Oro entabló una demanda contra Colombia por incumplir el TLC con Canadá luego de haber invertido más de US$250 millones en la mina en Santander.

Por Héctor Mario Rodríguez

 

En 2009, Courtenay Wolfe, entonces ejecutiva de la administradora de fondos de capital de riesgo Salida Capital de Canadá,  pagó US$1.680.300 para almorzar con Warren Buffett, el billonario presidente de Berkshire Hathaway Inc.

Anualmente Buffett organiza una subasta a favor de Glide, una organización benéfica de San Francisco que proporciona alimentos y atención médica a quienes están sin hogar, y el ganador y hasta siete amigos pueden cenar con Buffett en el restaurante Smith & Wollensky en el centro de Manhattan.

Courtenay Wolfe cuenta con más de 20 años de experiencia en las áreas de capital de riesgo y capital privado en una amplia gama de sectores, y se especializa en estrategia corporativa, reestructuraciones, negociaciones estratégicas, marketing y desarrollo de negocios.

Implacable, de 2008 a 2013, durante su mandato como presidenta y chief executive officer de Salida Capital (una firma canadiense de gestión de inversiones privadas), lideró una negociación, liquidación y recuperación, tras una serie de exitosas demandas por más de tres años, de US$350 millones de activos de clientes (100% de recuperación) atrapados en la bancarrota de Lehman Brothers en 2008.

Él mandamás de Amber Capítal

Joseph María Oughourlian (París, 1972) es el creador del fondo oportunista o “fondo buitre” fundado en 2005 Amber Capital tras la escisión de 16 traders de la banca de inversión de Société Générale. Recientemente Amber Capítal se consolidó como un jugador clave con importantes intereses en diversos sectores de la economía colombiana, pues posee intereses también en la petrolera canadiense Gran Tierra Energy (con 33 bloques petroleros en Colombia), y hay que sumarle Prisa, Millonarios, ...

 

El magnate John Paulson

Paulson & Co. Inc., otro fondo buitre, muy involucrado en las demandas por los incumplimientos de Argentina, pertenece a John Alfred Paulson, ex Boston Consulting Group  y ex Bear Stearns, con una fortuna cercana a los US$8,6 mil millones, famoso porque al cerrar 2007 Paulson obtuvo una ganancia personal de casi 4.000 millones de dólares, la mayor ganancia obtenida en un año en la historia de los mercados financieros, gracias a su apuesta por la subprime.

La controlante de Eco Oro

Trexs Investments, LLC, pertenece al administrador de hedge funds neoyorquino Tenor Capital Management Company, L.P., especialista en procesos de arbitramento  y manejo de pleitos corporativos (reestructuraciones y recapitalizaciones).

Please reload

En las últimas horas, la actualmente directiva de Canopy Capital Inc., una compañía de capital de riesgo, de FB Sciences, Inc. y Vital Alert Communication Inc., se convirtió en la cabeza visible de una rebelión de los accionistas minoritarios de la canadiense Eco Oro Minerals Corp. (TSX: EOM) que exige convocar una Asamblea Extraordinaria de Accionistas para reconstituir la Junta Directiva.

En esencia lanzó un reto a la chief executive officer y coaccionista Anna Stylianides, a los socios Amber Capital LP (Joseph Marie Oughourlian), Paulson & Co. Inc. (del billonario John Paulson) y otros dos inversionistas, porque no está de acuerdo con la forma como se van a quedar con el botín que buscan en un tribunal de arbitramento contra Colombia.

El ocho de diciembre de 2016 la minera canadiense Eco Oro Minerals presentó una Solicitud de Arbitraje contra Colombia ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones del Banco Mundial, en una demanda por “cientos de millones de US$” que Primera Página cree sean US$400 millones.

La reclamación se refiere a la disputa de Eco Oro con Colombia en relación “con medidas estatales arbitrarias, inconsistentes y desproporcionadas que destruyeron el valor de sus inversiones en el sector minero colombiano y privaron a Eco Oro de sus derechos bajo su contrato de concesión 3452, que comprende el yacimiento de oro y plata Angostura, en violación de las obligaciones de Colombia en virtud del Tratado de Libre Comercio entre Canadá y Colombia”.

Anteriormente conocida como Greystar Resources Ltd., en marzo de 2011, luego de una polémica ambiental sobre la mina Angostura, decidió retirar la solicitud de licencia, pasó a llamarse Eco Oro Minerals y de tener una capitalización de mercado de 568 millones de dólares quedó reducida entonces a apenas 32,8 millones de dólares.

El inversionista líbano francés Joseph Marie Oughourlian, dueño de Amber Capital, compró en septiembre de 2012, 1.8 millones de acciones de Eco Oro Minerals Corp. que representaban el 2,14% de su capital, y luego pasó a poseer 17.4 millones de acciones, es decir, el 20.8% de sus acciones en circulación.

Los tres mayores accionistas de Eco Oro Minerals pasaron a ser: Amber Capital LP 17.484.143 acciones 20.76% de la propiedad; Paulson & Company Inc. 10.774.500 acciones 12.79%; International Finance Corporation 9.046.346 acciones 10.74% (Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial).

John Paulson

LAS CAUSAS DE LA REBELIÓN

Courtenay Wolfe acaba de publicar un comunicado en el cual advierte que “hemos perdido la confianza en la Junta Directiva y la Dirección”, por lo cual exige la supresión de cada uno de los directivos titulares y la elección de seis nuevos directores independientes.

Se propone ella para liderar el proceso con la nueva Junta y estaría acompaña por Prashant Pathak, Morris Prychidny, Peter McRae, Prakash Hariharan y Allan Bezanson, la mayoría de ellos de Founders Advantage Capital Corp., la compañía de la que ella fue presidenta ejecutiva desde  octubre de 2013 a febrero de 2016, y con la ganó un millonario arbitraje contra el Gobierno de Guinea Ecuatorial.

En esencia la batalla que estalló entre los accionistas de Eco Oro Minerals, tiene que ver con dinero. Esencialmente con la forma cómo se va a repartir la indemnización que consigan en la demanda arbitral contra Colombia.

La neoyoquina Trexs Investments, LLC, terminará quedándose con el 51% si gana el arbitramento que iniciará contra el Gobierno de Colombia al que acusa de incumplir el Tratado de Libre Comercio entre Canadá y Colombia.

Trexs Investments, LLC, pertenece al administrador de hedge funds neoyorquino Tenor Capital Management Company, L.P., especialista en procesos de arbitramento  y manejo de pleitos corporativos (reestructuraciones y recapitalizaciones).

Courtenay Wolfe no acepta un plan de incentivos otorgado a la Junta Directiva que representa el 7% de los ingresos brutos del arbitraje. El 78% de los ingresos brutos del arbitraje quedaría en manos de Trexs (Tenor Capital) y de la CEO de Eco Oro, Anna Stylianides, y de los socios mayoritarios Amber Capital LP (Joseph Marie Oughourlian), Paulson & Co. Inc. (del billonario John Paulson), entre otros.

"Nuestros nombramientos de directores independientes y altamente calificados trabajarán con todas las partes interesadas (incluyendo el pueblo y el Gobierno colombianos) y los participantes en los mercados de capitales canadienses para lograr un cambio positivo para mejorar el valor para todos los accionistas", explicó.

El pasado 20 de diciembre dos accionistas minoritarios de Eco Oro Minerals presentaron una demanda contra la minera canadiense por los acuerdos y transacciones que realizó con el fondo “busca pleitos” neoyorquino Tenor Capital Management para financiarse y emprender una demanda arbitral en contra de la República de Colombia.

Desde octubre pasado un grupo de accionistas minoritarios que entonces controlaba 19,18% de las acciones ordinarias de la sociedad, o aproximadamente el 39,22% de las acciones con derecho a voto, se declaró en rebeldía contra la compañía a la que acusó de actuar desleal ante la Comisión de Valores de Columbia Británica por el contrato de inversión que firmó con Tenor Capital Management Company, LP.

Antes del acuerdo con Trexs (Tenor) los mayores accionistas de Eco Oro Minerals habían pasado a ser:

Amber Capital LP, a través de varios fondos          24.259.470 acciones       22.85%

 

Paulson & Co. Inc.           12.177.835         11.47%

 

International Finance Corporation      9.046.346 acciones 10.74% (Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial)

 

Anna Stylianides, presidenta ejecutiva,  244.279 acciones              0.23%

La IFC anunció se retira de la sociedad pues el asunto tiene mala presentación. Aparecía demandando a un país miembro y la solicitud de arbitraje de Eco Oro contra la República de Colombia fue elevada ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones del Banco Mundial.

Joseph María Oughourlian (París, 1972) es el creador del fondo oportunista o “fondo buitre” fundado en 2005 Amber Capital tras la escisión de 16 traders de la banca de inversión de Société Générale.

Recientemente Amber Capítal se consolidó como un jugador clave con importantes intereses en diversos sectores de la economía colombiana, pues posee intereses también en la petrolera canadiense Gran Tierra Energy (con 33 bloques petroleros en Colombia), segundo mayor accionista de la española Prisa (dueña de Caracol Radio), en la Bolsa de Valores de Colombia (que ya vendió), en la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, ETB, y controla hoy Azul & Blanco Millonarios Fútbol Club S.A. que perdió más de $20.000 millones en 2016.

Paulson & Co. Inc., otro fondo buitre, muy involucrado en las demandas por los incumplimientos de Argentina, pertenece a John Alfred Paulson, ex Boston Consulting Group  y ex Bear Stearns, con una fortuna cercana a los US$8,6 mil millones, famoso porque al cerrar 2007 Paulson obtuvo una ganancia personal de casi 4.000 millones de dólares, la mayor ganancia obtenida en un año en la historia de los mercados financieros, gracias a su apuesta por la subprime.

EL ORIGEN DEL PLEITO CONTRA COLOMBIA

Eco Oro, asegura, fue una de las primeras empresas mineras extranjeras en invertir en el sector minero aurífero del país. Desde mediados de la década de 1990, la Compañía ha invertido más de US$250 millones para desarrollar el proyecto minero Angostura completando más de 360.000 metros de perforación y 3.000 metros de desarrollo subterráneo.

Como resultado de estas inversiones, Eco Oro declaró recursos para el yacimiento Angostura donde no existían antes y duplicó esos recursos entre 1999 y 2015. El depósito es ahora uno de los más grandes de Colombia. Eco Oro realizó estas inversiones dependiendo de los compromisos de Colombia en sus títulos mineros, incluyendo la Concesión 3452 que se estabilizó conforme al Código Minero de Colombia de 2001.

El Gobierno colombiano reiteró su apoyo al proyecto, declarándolo "proyecto de interés nacional" en 2011 y de nuevo en 2013. “Eco Oro ha sido elogiado por sus programas sociales y sus prácticas ambientales, recibiendo premios tanto a nivel internacional y de las autoridades colombianas”, explica ahora.

A pesar de estos compromisos y garantías, prosigue Eco Oro, el Gobierno colombiano, a través de la Agencia Nacional de Minería (ANM) emitió una decisión en agosto de 2016 privando a Eco Oro de derechos vitales bajo la Concesión 3452 sobre la base de una decisión de la Corte  Constitucional emitida en febrero de 2016, según informó Eco Oro el 11 de agosto de 2016.

Esa decisión se produjo cinco meses después del anuncio de siete de marzo de 2016 de la compañía de que había notificado formalmente a Colombia su intención de someter a arbitraje una disputa surgida bajo el Tratado de Libre Comercio.

“Los derechos de Eco Oro se enfrentan a la amenaza de más usurpaciones dado el riesgo de que la Corte Constitucional y la Agencia Nacional de Minería emitan futuras decisiones, reduciendo aún más el área accesible a Eco Oro. Como consecuencia de estas incertidumbres, el Proyecto no puede ser actualmente licenciado”, asegura.

El resultado de las medidas de Colombia es que los recursos que quedan en la Concesión 3452 que podrían ser accesibles son insuficientes para justificar las inversiones significativas requeridas para desarrollar una mina subterránea. El proyecto se ha convertido en inviable.

Como Eco Oro explica en su Solicitud de Arbitraje, la compañía es un inversionista protegido bajo el Tratado de Libre Comercio y, por lo tanto, tiene derecho a las protecciones establecidas en el capítulo de inversiones de ese acuerdo.

Publicado 12/02/2017 19:30 p.m.