Acción de Tecnoglass cayó a US$7,75 (-19,2% en un mes) y capitalización bursátil a apenas US$289,6 millones

La cotización del título se derrumbó este lunes otro 0,90%, en una semana el 6,29 por ciento y los inversionistas siguen cobrándole un grisáceo comunicado que emitió el pasado 19 de octubre en el anunció que necesita levantar hasta $200.000.000 de dólares (dos terceras partes de su valor de mercado) o en acciones ordinarias, acciones preferentes, warrants, valores de deuda y / o unidades o una combinación de títulos valores, en una o más ofertas, lo que explica la perplejidad de los inversionistas. El mismo endeudamiento de sus maestros de Pacific Rubiales (ya quebrados).

Nueva York.- Otro 0,90 por ciento cayó este lunes la acción de la vidriera barranquillera Tecnoglass Inc (Nasdaq: Tgls) (BVC: Tglsc) que durante el último mes se derrumbó en Nasdaq un 19,02 por ciento y se pusó en apenas 7,75 dólares por título, su peor nivel desde enero de 2018.

La capitalización de mercado se situó en Nasdaq por los 289,67 millones de dólares y a este paso en breve valdrá una tercera parte menos de lo que valía a su salida a la Bolsa de Nasdaq en diciembre de 2013. Perdió 6,29 por ciento en los últimos cinco días.

En diciembre de 2013, Tecnoglass debutó en bolsa de valores tecnológicos de Nasdaq con la acción a un precio de US$10,18 y aunque hace dos años alcanzó los 15 dólares, una serie de líos con sus balances, un fracasado negocio en Qatar, la aparición de uno de sus socios con los involucrados en el caso Inassa, entre otras cosas hicieron despeñar las cotizaciones a los niveles que mantiene hoy.

El pasado viernes 19 de octubre la corporación presentó información relevante ante la Superintendencia Financiera en la que advirtió (como lo registró en su debido momento Primera Página) que presentó ante la Comisión de Valores de Estados Unidos, SEC, en la forma S-3, un cuaderno de oferta preliminar para salir a captar hasta un máximo que no exceda de US$200.000.000.

 

“Podemos ofrecer hasta $200,000,000 en acciones ordinarias, acciones preferentes, warrants, valores de deuda (valores de deuda senior o valores de deuda subordinada) y / o unidades que comprenden una o más de las clases de valores anteriores, en una o más ofertas y en cualquier combinación”, dijo en tan “preciso” comunicado a los inversionistas.

 

“Proporcionaremos los términos específicos de los valores que se venderán en un suplemento de prospecto”, explicó.

“Nuestras acciones ordinarias se cotizan en el Nasdaq Capital Market ("Nasdaq") con el símbolo "Tgls" y se cotizan en la Bolsa de Valores de Colombia ("BVC") con el símbolo "Tglsc". El 16 de octubre de 2018, el último precio de venta informado de nuestras acciones ordinarias en Nasdaq fue de US$9.5978 y en la BVC fue de $ 24,980.00 (o $ 8,09 utilizando una tasa de cambio de 3,088.78 COP por dólar), agregó.

Al 16 de octubre de 2018, el valor de mercado agregado del capital ordinario con derecho a voto y sin derecho a voto de no asociados era de US$125,624,078, basado en un precio de venta de US$9,5978 por acción ordinaria en Nasdaq y 13.088.841 acciones ordinarias en circulación.

El hecho se une a que recientemente la directora Martha L. Byorum vendió la mitad de sus acciones en Tecnoglass Inc. La ex jefa de Staff y ex directora financiera del Citibank’s Latin American Banking Group realizó tras operaciones por las cuales salió de 9.503 acciones de la empresa colombiana, y quedó con sólo 84.664 acciones de la compañía, es decir, el 0.23% del capital de la corporación.

 

Martha L. Byorum, directiva de Tecnoglass, sale de sus acciones

La situación actual de la cotización de las acciones de Tecnoglass Inc. (Nasdaq: Tgls) hizo recordar la barrida que le pegó el mercado tecnológico el 17 de agosto de 2017 cuando se derrumbó después de anunció un negocio que muchas veces negó en Qatar. Dijo que si existió pero no se hará, lo que originó un impacto en su balance de US$13 millones.

 

Cotización de Tecnoglass 27 de agosto de 2017 tras fracaso en Qatar

Publicado el 05/11/2018  20:00 P.M.

El 21 de julio de 2016, agentes de la UCO se sentaron cerca del expresidente de Inassa Edmundo Rodríguez Sobrino en la cafetería del hotel Villamagna. Frente al presunto testaferro de Ignacio González, fotografiaron a un hombre en silla de ruedas, el empresario colombiano José Manuel Daes Abuchaibe, conocido como Yuyo. En el encuentro, Rodríguez Sobrino se ofreció a colaborar con Yuyo en posibles inversiones de éste en Colombia, a pesar de que llevaba ya meses fuera de la empresa pública madrileña (eldiario.es).